Confección de un vestido

Cómo confeccionar un vestido

Vestido DIY

¿La moda te interesa? ¿Te apetece aprender a confeccionar tus propios vestidos? En este artículo te vamos a mostrar cómo puedes empezar a hacerte tu propia ropa. La confección de este sencillo vestido es una gran oportunidad para iniciarte en el arte de la moda. Y, si ves que te interesa, podrás seguir formándote con más tutoriales o convertirte en profesional de la moda a través de nuestros cursos. Te guiaremos en cada paso para que confeccionar tu vestido sea un éxito.

Pasos para Confeccionar un Vestido

1 Elige la tela

Puedes usar cualquier tela para un vestido, aunque si es la primera vez, prueba trabajar con una tela natural o una mezcla de algodón fácil. Por tanto, busca telas bonitas que satisfagan tus necesidades de color, patrón y textura. Ten en cuenta que el uso de telas sedosas o pesadas puede ser difícil de coser si no tienes práctica. La tela que elijas debe ser lo suficientemente gruesa para evitar tener que ponerle forro y las dificultades que conlleva.

En cuanto a la cantidad, necesitarás entre 1,8 y 2,7 metros de tela, dependiendo de tu tamaño y la longitud del vestido. Un buen truco es probar con una camiseta grande y holgada como base para tu vestido. Así que busca tiendas de segunda mano o, incluso, en tu armario. También puedes dar rienda a la creatividad y utilizar sábanas, cortinas, etc para reciclarlas en tu vestido.

Por último, puedes optar por una tela vintage, que encontrarás en tiendas específicas de telas.

2 Lava la tela

El lavado inicial te ayudará a quitar arrugas o manchas y hará que el tejido encoja antes de coser y no después, que entonces vienen los problemas. Después de lavar y secar, usa una plancha para alisarla y prepararla para la costura.

3 Selecciona un patrón

Los vestidos son proyectos complicados para empezar a confeccionar ropa así que utilizar un patrón de vestido puede facilitar el proceso. Los patrones son las medidas y formas específicas en las que se deben cortar las diferentes piezas de tu vestido.

Puedes encontrar patrones (gratuitos o de pago) en internet. Pero también puedes comprarlos en tiendas de telas a precios muy baratos. Elige un patrón de tu estilo y talla y prepárate para la confección.

Pero también existe la posibilidad de trabajar sin patrón. Para ello, puedes crear un patrón simulado utilizando un vestido que ya tengas. Para hacerlo así, encuentra un vestido que te guste y que te quede bien, y utiliza su contorno para crear tu patrón. Tu vestido final tendrá el mismo corte que el vestido que hayas utilizado para diseñarlo.

4 Cómo tomar medidas para Confeccionar tu propio vestido

La toma de medidas para la confección de un vestido es importante. Te vamos a explicar cómo tienes que medir para que tus prendas te sienten como un guante.

Si estás utilizando un patrón de vestido, utiliza una cinta métrica y ten en cuenta las siguientes indicaciones tomar medidas:

Cómo medir el pecho para confeccionar un vestido

Mide el perímetro torácico en la parte más voluminosa. Para obtener un resultado más preciso, hazlo en el momento de tomar aire, mientras el pecho se hincha.

Al medir, no presiones la cinta métrica. Aplica la tensión necesaria para que la cinta no se caiga al suelo pero no aprietes.

Cintura

Rodea la cintura con la cinta métrica a la altura de tu ombligo. Para confeccionar vestidos lo ideal es que al medir dejes un poco de holgura. Un par de centímetros es suficiente.

Cadera

Aquí debes medir por la zona más ancha. Justo a la la altura de los huesos de la cadera.

Contorno de brazo

Rodea el brazo con la cinta métrica en su parte más ancha.

Altura de tiro

Siéntate en posición erguida y mide la distancia entre la cintura y el asiento.

Talle delantero

Mide desde el nacimiento del cuello, a la altura de los hombros, hasta la cintura pasando por el pecho.

Talle y ancho de espalda

Para medir el talle, ponte de pie, erguida, y mide desde la base del cuello hasta la cintura. Un truco para identificar el punto exacto es echar la cabeza hacia atrás y tomar como punto de origen de la medición la primera arruga que se forma entre el cuello y el inicio de la espalda.

Para medir el ancho de espalda, coloca un lápiz debajo de cada axila, lo más centrado posible, y mide la distancia entre los dos lápices.

Cómo medir para confeccionar un vestido utilizando otro vestido como patrón

Para confeccionar un vestido utilizando otro vestido como patrón, dóblalo por la mitad a lo largo. Colócalo sobre tu tela (también doblada a lo largo) y traza una raya alrededor del contorno.

Tanto si trabajas con patrón de vestido como si lo haces simulando un patrón, puedes cambiar el largo de tu vestido con facilidad. Para ello mide la distancia entre tus caderas y el punto en que quieras que caiga el vestido. Una vez tengas el dato, haz los cambios oportunos en el diseño sobre la tela.

5 Corta la tela

Coloca tu tela plana (o doblada por la mitad, si el patrón indica que lo hagas) y pon el patrón encima. Sigue las líneas trazadas y la guía de corte del patrón.

Si estás utilizando un vestido como patrón, utiliza el contorno trazado de la mitad del vestido tal y como hemos visto en el punto 4. Corta a lo largo de esta línea y despliega la tela para exponer completa la parte delantera de tu vestido.

Añade 1 cm de tela alrededor de los bordes del vestido para los márgenes de costura. La mayoría de los patrones ya incluyen esto en sus medidas, pero debes tenerlo en cuenta si estás confeccionando un vestido a partir de otro.

Si vas a añadir mangas a tu vestido, estas deberán cortarse como piezas separadas. Corta la tela de tu vestido en un estilo de camiseta y luego cose las mangas.

6 Comienza a coser

  • Sigue las indicaciones de costura de tu patrón. Por lo general, primero se cosen los laterales del vestido.
  • Voltea tu tela del revés, dobla 0,5 cm en cada lado y plánchalo para aplanarlo.
  • Luego, utiliza una puntada en zigzag para coser el frente y la espalda juntos, y una puntada superior para unir tu nueva costura al cuerpo del vestido. La puntada superior ayudará a que la tela quede plana a lo largo de la costura y le dará un aspecto más profesional a tu vestido.
  • Sigue cualquier dirección específica de tu patrón para coser secciones adicionales de tu vestido. Si tu patrón te indica coser algo que no sean los laterales primero, hazlo.

7 Cose el escote

Para un escote sencillo, dobla 0,5 cm de tela a lo largo del borde y plánchalo para aplanarlo. Utiliza una puntada recta a lo largo del cuello para coser los bordes en su lugar y evitar que se deshilachen.

Puedes ajustar la profundidad del escote midiendo la distancia desde tu cintura hasta la zona deseada en tu busto y ajustando tu tela en consecuencia.

8 Añade el dobladillo

En la parte inferior del vestido, dobla otro medio centímetro de tela y plánchala para aplanarla. Si tienes una máquina remachadora disponible, úsala para asegurar los extremos y evitar que se deshilachen.

A continuación, utiliza una puntada recta para unir el borde doblado al fondo del vestido, manteniéndolo en su lugar. Así no cometerás errores.

9 Finaliza la confección de tu vestido

Si lo deseas, añade una cremallera en el lateral o la parte trasera de tu vestido para facilitar la apertura/cierre. También puedes optar por añadir un encaje, volantes, ribetes o abalorios para darle un toque adicional a la confección de tu vestido.

 

Call Now Button